La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

Archive for 27 junio 2010

El cachondeo de Hadopi

Posted by Krigan en 27 junio 2010

Se acerca la hora de la verdad para Hadopi, la ley francesa de los 3 avisos que promete (según la industria de contenidos) acabar con el p2p (que no con la descarga directa). Básicamente consiste en que el internauta que sea pillado descargando una peli o canción del p2p recibirá un primer aviso por correo electrónico, y si es pillado una segunda vez recibirá  un segundo aviso por carta, y si le pillasen la tercera vez, le cortarán temporalmente la conexión.

Explicado así parece muy fácil, ¿verdad? Pero ¿qué significa “pillar al internauta”? Significa que la industria de contenidos detectará la IP desde la que se realiza la descarga. Dado que en el p2p no sólo se descarga, sino que además simultáneamente se suben cachos de la obra que se descarga, eso es tarea fácil, pan comido. Basta con mirar a ver de qué IPs se pueden obtener esos cachos, cosa que la propia red p2p indica. Sólo un problema, que lo único que obtienen es una IP, y una IP no dice mucho.

No dice qué miembro de la familia se bajó la obra, ni si fue un vecino usando tu wifi, ni si tu wifi lo usó alguien que aparcó delante de tu casa mientra hacía la descarga,  ni si tenías metido en tu ordenador un malware que hizo que un chino o un pakistaní se bajasen la obra usando tu ordenador como intermediario.

Los genios que han inventado Hadopi tienen una fácil solución para ello. El titular de la conexión es responsable de la misma, y punto final. Da lo mismo quién haya descargado la obra, el culpable es el titular de la conexión si no tomó las medidas adecuadas para evitarlo, así que se le cortará el Internet igualmente, aunque no haya hecho nada.

Como sistema de justicia es ejemplar, se castiga al que no hizo nada, y también, por la misma razón (por no haber hecho nada) al resto de su familia. La responsabilidad legal ya no es por haberse bajado la obra, sino por no haberlo impedido.

Naturalmente, por esa regla de tres, le podrían cortar la conexión al mismísimo Sarkozy. A fin de cuentas, seguro que él tampoco ha hecho nada. Así que los genios de Hadopi refinaron un poco más el asunto. Si instalas en tu ordenador un soft especial, un soft espía encargado de vigilar que no hagas nada malo, entonces te salvas del castigo.

Por supuesto, dado que en un hogar suele haber más de un ordenador, resulta perfectamente posible instalar el spyware en uno de los ordenadores, y usar otro para el p2p. Este “huequecito” en la ley convierte a Hadopi en un cachondeo. La ley definitiva, la que acabará con el p2p, se elude simplemente teniendo 2 ordenadores en casa. Y si tienes sólo uno, siempre puedes instalar el soft de Hadopi en una máquina virtual.

Claro está que estas trivialidades técnicas importan poco, porque a día de hoy, cuando Hadopi está a punto de empezar a ser aplicada, no se sabe cuál será ese soft Hadopi, ni qué características tendrá. Que sepamos, ni siquiera han empezado a hacer tal programa.

Son detalles sin importancia, lo importante es empezar a mandar los primeros avisos cuanto antes, aunque no tengan ninguna validez legal si ese soft no está disponible. No obstante, nos preguntamos cómo es que el spyware Hadopi no está listo ya, ¿será que no tenían programadores para hacerlo?

Si sacan ese programa, malo porque todo el mundo se lo va a instalar en uno de sus ordenadores, o en una máquina virtual, y con ello quedarán eximidos de toda responsabilidad legal por el p2p. Y si no lo sacan, malo también porque los avisos no serán válidos hasta que el programa no esté disponible. Tenemos pues una ley que no te condena por descargar, sino por no tener instalado determinado soft, un soft que no existe, y por tanto, según la propia ley, no te pueden condenar.

Mister Bean no lo habría hecho mejor. Sin duda, esta es la ley que acabará con el p2p.

Anuncios

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | Leave a Comment »

11 años de p2p

Posted by Krigan en 26 junio 2010

Se han cumplido ya 11 años desde el nacimidento de Napster, la primera red p2p. Podríamos hablar largo y tendido de lo ocurrido en estos 11 años, pero vamos a hablar de lo que no ha ocurrido.

El negocio musical no se ha hundido. Por el contrario, la asistencia a los conciertos está aumentando, y crecen a velocidad de vértigo tanto las descargas de pago, cuyo principal exponente es iTunes, como el streaming de canciones, gratuito con anuncios, de Spotify.

Obviamente las ventas de CDs han bajado mucho, y continuarán bajando, pero ¿alguien esperaba otra cosa? Un CD es un trozo de plástico de 13 centímetros de diámetro, ¿cómo vas a meter eso en un reproductor portátil de nuestros días? Además, sólo contiene unas 12 canciones. ¿Se lo imaginan? Tener que andar cambiando de disco cada 12 canciones. Por si fuera poco, es posible que parte de esas 12 canciones no nos gusten. Para colmo, tienes que ir a la tienda a comprarlo, y es posible que no tengan el que andas buscando.

Tampoco se ha hundido el negocio del cine. Cada vez se hacen películas más caras, que cada vez dan más dinero. La película más taquillera de la historia del cine es Avatar, estrenada hace sólo unos meses. Las entradas de cine están aumentando y, en Estados Unidos, tanto las descargas de pago como el streaming gratuito con anuncios están teniendo un gran éxito. En España no… porque las productoras de cine todavía no les ha dado la real gana de ofrecernos eso (sólo ofertan pelis para verlas en  el ordenador, pero no pelis para verlas en la tele).

Las ventas y alquileres de DVDs también han bajado mucho, y seguirán bajando. Como es bien sabido, un DVD tiene el mismo tamaño que un CD, y contiene sólo una película, que también hay que ir a la tienda a comprarlo (o al videoclub a alquilarlo), y que tal vez no tengan disponible la que andas buscando.

En definitiva, lo que sí ha sucedido es que el CD y el DVD se han quedado obsoletos. Lo que no ha ocurrido es que se haya hundido el negocio del cine y la música, y ni tan siquiera se ha hundido la venta de copias, simplemente ahora se hace por Internet. ¿Y los libros? También las ventas de libros electrónicos están subiendo a velocidad meteórica.

Esto es la realidad, pero la industria de contenidos sigue proclamando a los 4 vientos un futuro catastrofista sin ningún fundamento. ¿Futuro? El futuro ya está aquí, ya han pasado 11 años desde que se inventó el p2p. ¿Cuántos años más hemos de esperar a que llegue el Armagedón? ¿Mil años tal vez?

Si un chalado dice que el fin del mundo llegará el año que viene, ¿han de hacer los legisladores leyes especiales para afrontar el fin del mundo? Si alguien que no está chalado, pero que es parte interesada en lo que dice, nos asegura que el fin del mundo está próximo, a no ser que aprobemos leyes especiales para favorecerle, ¿hemos de creerle?

Los legisladores tienen la obligación de legislar en base a la realidad, basarse sólo en hechos contrastados, y no en las fábulas de los guionistas de Hollywood. Lo que la industria de contenidos se ha pasado 11 años pronosticando no ha pasado, ni está ocurriendo, ni va a suceder, no hay absolutamente ningún dato que indique que va a ser así.

Los políticos se juegan su reputación. Como decía Forrest Gump, tonto es el que dice tonterías. O el que se las cree. ¿11 años no son suficientes para ver lo que está ocurriendo? Pues muy ciego tiene que estar el que no lo vea.

En cuanto a la industria de contenidos, ¿cuánto tiempo más creen que van a poder mantener su discurso? Ya llevamos 11 años, ¿y cuando llevemos 15? ¿Y cuando ya sean 20? Sobre todo, ¿qué pasará el día en que los políticos decidan dejar de hacerles caso? Porque ese día llegará.

Recuerden, home taping is killing music, y también “el reproductor de vídeo doméstico es al productor de cine americano y al público americano lo que el estrangulador de Boston es a la mujer sola en casa“. ¿Cuántos políticos conocen ustedes que apoyen leyes para detener los desastrosos efectos de las casetes y los VHS?

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , | Leave a Comment »