La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

Posts Tagged ‘RIAA’

Las dudosas cifras de la RIAA

Posted by Krigan en 16 julio 2010

Durante 5 años (del 2003 al 2008) la RIAA, la principal asociación norteamericana de las discográficas, se dedicó a demandar masivamente a los internautas de ese país bajo la acusación de que descargaban canciones del p2p. Sólo 2 internautas fueron condenados, y se sabe que varios fueron absueltos, pero ¿qué pasó con la mayoría?

Según la RIAA, en la mayoría de los casos el acusado aceptó pagar una indemnización de 4-5.000 dólares para no ir a juicio. Sin embargo, unas cifras sobre los ingresos que obtuvo la RIAA nos cuentan otra historia. En los años 2006, 2007, y 2008, que se supone que fueron los más intensos de las demandas, la RIAA sólo obtuvo un total de 1.361.000 dólares de las indemnizaciones.

De 30.000 demandas sin duda no menos de la mitad fueron en esos 3 años. Es decir, al menos 15.000 demandas, lo cual sale a un promedio de menos de 100 dólares por demanda. Claro está que la RIAA siempre ha admitido que los cargos fueron retirados en un cierto número de casos, como cuando demandaron a un muerto, o cuando la demandada fue una impresora en red de una universidad (sí, una impresora se bajaba canciones del p2p, o eso les pareció a ellos). Pero la RIAA siempre ha insistido en que, en la mayoría de los casos, el acusado aceptó pagar la indemnización.

Sin embargo, las cuentas no cuadran. La mayoría es al menos la mitad más uno. A menos de 100 dólares de media por demanda, «la mayoría» (superior al 50%) que pagó tuvo que estar pagando menos de 200 dólares cada uno.

Así que una de dos, o los acusados pagaban mucho menos de los 4.000 y pico dólares que asegura la RIAA que les cobraba, o los que aceptaron pagar fueron sólo una pequeña minoría. Si damos por buena la cifra de 4-5.000 dólares, los que aceptaron pagar tal cantidad fueron unos 300.

En consecuencia, de más de 15.000 demandas, hubo 2 condenas, unos 300 que pagaron para no ir a juicio, unos cuántos absueltos… y una gran mayoría (en torno al 98%) que salieron de rositas sin que ni siquiera hubiera juicio.

Las discográficas necesitan meter miedo. Nos dicen que hubo 30.000 demandas en Estados Unidos, pero tal vez fueron menos. Nos dicen que la mayoría de los demandados pagaba 4-5000 dólares, pero tal vez sólo pagó una pequeña minoría, o tal vez sólo pagaron menos de 200 dólares. Sólo 2 cosas son incuestionablemente ciertas: que tan sólo hubo 2 condenados en un país de 300 millones de habitantes, y que la propia RIAA abandonó su campaña de demandas hace ya 2 años. Por algo sería.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

Un gran día para las discográficas

Posted by Krigan en 19 junio 2009

Ayer fue un gran día para las discográficas. Una mujer llamada Jammie Thomas fue condenada en Estados Unidos a pagarles casi 2 millones de dólares, quedando así arruinada de por vida. ¿Su delito? Se bajó 24 canciones con el programa p2p Kazaa.

Cada una de estas 24 canciones no cuesta ni un dólar en iTunes (su precio es 99 centavos), y todavía cuestan menos en otras webs que son más baratas que iTunes, pero Jammie tendrá que pagar 80.000 dólares por cada una. Las discográficas están entusiasmadas, por fin se ha hecho justicia.

Porque, no lo olvidemos, se las bajó intencionadamente, por lo cual el castigo legal en USA es de hasta 150.000 dólares por canción. El jurado decidió ser benévolo y castigó a la acusada a poco más de la mitad de la pena máxima.

Sin duda se trata de un castigo apropiado. Desde luego, no guarda proporción alguna con el hipotético daño causado, pero por algo se trata de una indemnización estatutaria. Es decir, que la indemnización viene expresada en la propia ley, y no tiene porqué tener ninguna relación con el daño causado.

Al descargarse la canción la estaba compartiendo, eso equivale a distribuirla, y la distribución en Estados Unidos se castiga estatutariamente, con hasta 150.000 dólares si se hace intencionadamente (son sólo 50.000 dólares si no se demuestra la intención de hacerlo). La condena es totalmente conforme a la ley norteamericana.

¿Y en España? Aquí no tenemos indemnización estatutaria (todavía). La ley española establece para estos casos que la indemnización ha de ser lo que los autores o cesionarios hubiesen percibido de haber sido vendida la canción con su consentimiento. Es decir, menos de un euro por canción, menos de 24 euros en total, y eso suponiendo que el juez considere que bajarse una canción del p2p supone una «distribución» (o comunicación pública) de la misma. A día de hoy, las interpretaciones legales de la SGAE no han tenido gran aceptación entre los jueces españoles que digamos.

descargar = distribuir

¿No son cosas contrarias?

Sin embargo, aunque en España y en otros países las descargas p2p de canciones sean legales ahora, eso no quiere decir que lo vayan a ser en el futuro. Naturalmente, la SGAE querrá que la indemnización a pagar sea estatutaria, sin relación alguna con el supuesto daño, y que la ley marque la cantidad más alta posible. Digamos 120.000 euros por canción, para ser como Estados Unidos. Así, con 2 canciones que nos bajemos ya les da para comprarse un buen pisito.

Son leyes hechas por ladrones y para los ladrones, leyes que sólo buscan el expolio de la gente común bajo la excusa barata de inmensas pérdidas imaginarias. Nos vendrán diciendo que aquí no van a ser 120.000 euros, que sólo van a ser 100 euros como en Alemania. Es decir, que no nos van a robar tanto, son sólo 100 euros nada más.

No hay daño alguno. Cuando te bajas una canción lo mismo puede ser que acabes comprando el disco o que no lo hagas. Si no lo compras, sigue sin haber daño alguno, simplemente no compraste ese disco ni tampoco compraste un kilo de tomates porque plantaste una tomatera, ni contrataste al fontanero porque tú te arreglaste el grifo. Y como el daño es indemostrable, porque es inexistente, lo mejor es imponer por ley una cierta cantidad a pagar, una indemnización estatutaria.

Por absurdamente injusto que sea, es esto exactamente lo que andan buscando, lo que han conseguido ya en Estados Unidos y en Alemania. Así, por una canción que ellos mismos venden por menos de un euro, cobrarán tal vez 100 euros o tal vez 120.000, lo que marque la ley. Todo muy legal. ¿Acaso los autores no tienen derecho a que se les pague por su trabajo?

El artista recibe 60 céntimos por disco vendido, o bien 4,5 centavos de dólar por canción si esta fue comprada en iTunes, la discográfica y la tienda se quedan el resto. Y por estos 4,5 centavos que el artista tal vez haya dejado de percibir o tal vez no (Jammie compraba muchos discos), ella tendrá que pagar 80.000 dólares por canción. Repitámoslo: todo muy legal. ¿Acaso los autores no tienen derecho a que se les pague por su trabajo?

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

Ladrones de céntimos imaginarios

Posted by Krigan en 31 mayo 2009

La industria de contenidos dice que somos unos ladrones, que lo que hacemos es robar. Se basan para ello en la concepción de que dejar de comprar es robar, sin duda una manera de pensar un tanto peculiar e interesada. Es a todas luces una idea errónea, pero puede resultar interesante hacer algunos cálculos sencillos para cuantificar el importe de lo que afirman que hemos robado.

Ya vimos en el último artículo que, en promedio, cada usuario de una red p2p emite una única copia de la obra intercambiada, y ni a eso llega dado que el promedio es un poco inferior a uno. En el ejemplo que pusimos, una persona pone una película en el p2p y mil se la descargan. Hay 1.001 ordenadores emitiendo cachos de la película (incluyendo el que la pone en el p2p), y el total de copias descargadas (y por tanto el total de copias emitidas con éxito) es de 1.000. Por tanto, el promedio de copias emitidas por ordenador es de 1.000/1.001

En caso de ser ilegal, ello correspondería a una indemnización de unos 10 euros por copia emitida de la película. Si no queremos duplicar el pago de indemnizaciones (la SGAE sí que quiere hacerlo), deberemos tener en cuenta o bien sólo las copias emitidas, o bien sólo las descargadas, pero no sumar copias emitidas y recibidas porque eso sería indemnizar por duplicado por cada copia transmitida, dado que es la misma copia.

Ahora bien, en España y otros países ya se paga canon compensatorio por copia privada. Es decir, ya se paga por copia descargada, por lo cual no procede ningún pago adicional, ya sea en forma de indemnización, ya en forma de canon a la conexión de Internet. La pretensión de la SGAE y similares de cobrar, ya sea una cosa o la otra, pero cobrar algo por las emitidas (que son las mismas que las recibidas), no es sino un burdo intento de cobrar por duplicado.

Sin embargo, no hay aquí nada nuevo, dado que el canon es desde el principio un pago duplicado. En efecto, cuando una cadena de televisión emite una película, ya le cobran por ello, ya sea lo pactado en contrato, ya la indemnización en caso de infracción de los derechos de autor. En consecuencia, que se cobre canon por grabar la película de la tele no es sino un pago duplicado.

No en todos los países hay canon, en Estados Unidos no lo hay. Allí las cadenas de televisión pagan por emitir la película (como aquí), pero el usuario puede grabarla legalmente sin pagar ningún canon. Así pues, el propio concepto de canon compensatorio por copia privada es intrínsecamente erróneo, no hay nada que compensar. La cadena de televisión ya está pagando por la emisión de la película, e incluso en caso de infracción le tocaría pagar la indemnización.

Supongamos que en España cambia la ley, y el canon por copia privada (ese injusto pago duplicado) es abolido. Además supongamos que no lo reemplazan por un canon a la conexión, el autor se queda sin cobrar un céntimo en un intercambio p2p. ¿Estaríamos robando algo en ese caso?

Desde luego que no, porque dejar de comprar no es robar. Ahora bien, ¿cuánto estamos dejando de comprar? Eso es lo mismo que preguntar en qué porcentaje de casos el internauta hubiera comprado o alquilado la película de no haber podido descargarla. Nadie sabe la respuesta, y por tanto mi propio porcentaje (un 1%) es tan bueno como cualquier otro. Si este 1% que propongo es válido, serían 10 céntimos por una película vendida a 10 euros, y 2 céntimos por una película alquilada a 2 euros.

A algunos les podrá parecer que el porcentaje propuesto por mí es bajo, pero la más archi-demostrada de las leyes de la Economía, la ley de la oferta y la demanda, nos dice que habrá un gran número de casos en los que el consumidor no estará dispuesto a pagar ni medio euro por algo que a fin de cuentas puede disfrutar gratis, tragándose unos cuantos anuncios, sin más que esperar a que echen la película por la tele.

Así pues, estamos hablando en promedio de 10 céntimos por película que hubiera sido comprada, o 2 céntimos si hubiera sido alquilada. Pero esto es sólo un promedio, de la misma manera que «casi una copia emitida» es otro promedio, de la misma manera que no sabemos si un internauta concreto que se ha descargado una película concreta la hubiera comprado o la hubiera alquilado. Haciendo un espionaje lo suficientemente intensivo de la red p2p tal vez lleguemos a saber si un internauta emitió media copia de la peli, o si otro emitió copia y media, pero lo que no podemos saber es si la hubieran comprado o alquilado de no haber podido descargarla, y se supone que una indemnización se ha de calcular en base a hechos probados.

La industria de contenidos, por supuesto, no para de clamar al cielo diciendo que sus ventas están bajando. Lo cierto es que a veces las ventas bajan y otras suben, en cualquier tipo de mercado, y también ocurre que en un mismo mercado unas ventas pueden bajar al mismo tiempo que otras suben. Por ejemplo, las ventas de CDs están bajando, pero las descargas de pago de canciones están subiendo. Lo importante aquí, sin embargo, es que cada internauta individual no es responsable del conjunto del mercado, es tan sólo responsable de sus propios actos.

Así pues, lo que dicen que hemos robado son, en promedio, 10 céntimos, o tal vez sean 2 céntimos, y todo ello en base a un porcentaje que me he sacado de la manga con la misma soltura conque lo hacen ellos. Incluso si quitasen el canon, incluso admitiendo que dejar de comprar es robar, que es mucho admitir, no pasaríamos de ser ladrones de céntimos imaginarios.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »