La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

Posts Tagged ‘libro electrónico’

El libro electrónico ya es líder

Posted by Krigan en 16 abril 2011

El libro electrónico ya es el formato de libro más vendido en Estados Unidos. Según la AAP (Association of American Publishers), el pasado mes de febrero las ventas de libros electrónicos sobrepasaron a todas las categorías comerciales de libros impresos: tapas duras para adultos, tapas blandas para adultos, “mass market” (libros de bolsillo y similares) para adultos, y las 2 categorías (tapas duras y blandas) para niños y jóvenes.

A lo largo del año pasado Amazon ya publicó que sus ventas de libros electrónicos superaron a las de tapas duras, y pocos meses más tarde a las de tapas blandas. Las cifras publicadas anteayer por la AAP muestran que la nueva hegemonía del e-libro no es un fenómeno exclusivo de Amazon, sino que alcanza a todo el mercado USA.

En febrero las ventas de e-libros fueron de 90,3 millones de dólares, frente a los 156,8 millones de todas las categorías para adultos juntas (46,2 millones de tapas duras, 81,2 millones de tapas blandas, y  29,3 millones de bolsillo o similares). Las categorías para niños y jóvenes supusieron conjuntamente 58,5 millones, y los audiolibros otros 6,9 millones más.

Lo más demoledor son las cifras de variación interanual. De febrero del año pasado al de este año el crecimiento del e-libro fue de un monstruoso 202,3%. Los audiolibros también crecieron (un 36,7% que no está nada mal), pero los libros impresos tuvieron grandes bajadas. Las categorías de adultos cayeron un 34,4%, y las de niños y jóvenes perdieron un 16,1%

De repetirse este crecimiento, los e-libros alcanzarían los 270 millones de dólares en febrero del próximo año, mientras que todas las categorías comerciales de libros impresos juntas apenas superarían los 150 millones si se repite su caída.

Además de las categorías comerciales expuestas, hay también otras: los libros de texto, los religiosos, y los libros profesionales o académicos. El e-libro también sobrepasó a los religiosos (48,5 millones), y a los profesionales/académicos (42,9 millones), aunque queda todavía muy lejos del colosal mercado de los libros de texto. Todas estas categorías también bajaron, salvo los religiosos.

Naturalmente, al igual que sucede en otros mercados, lo que pasa en Estados Unidos es un anticipo de lo que va a ocurrir en otros países. Concretamente, en el caso de España, el retraso suele ser de unos 3-5 años con respecto a Estados Unidos.

Lo que los oledores de libros no se querían creer ya ha empezado. El e-libro sube como la espuma, el libro impreso baja, e incluso cae en picado en varias categorías. Internet es, todo en uno, la gran biblioteca y librería mundial.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | 8 Comments »

La utopía ya llegó

Posted by Krigan en 8 marzo 2011

No es nada más que una utopía. Todo eso de los autores auto-publicando sus libros en Internet, sin ninguna editorial, llevándose la mayor parte del dinero de la venta de un libro en lugar de un mísero 5-10%, y encima vendiendo sus libros a bajo precio, no es sino el sueño inalcanzable de unos cuantos frikis, gente que se atreve a postular cómo va a ser el negocio en Internet, sin tener en cuenta la opinión de curtidos editores que llevan décadas en el negocio del libro.

Pues bien, la utopía ya llegó. Una tal Amanda Hocking, una desconocida que no consiguió que ninguna editorial publicara sus libros, se decidió a auto-publicarlos en Internet en abril del año pasado. Cuando no ha pasado ni un año ya ha vendido casi un millón de ejemplares, el 99% en formato electrónico, el resto en impresión bajo demanda, sin más promoción que la que ella misma se hizo en las redes sociales.

Los 3 libros de una de sus trilogías (la de Trylle)  se encuentran entre los 20 más vendidos de la Kindle Store, otros libros suyos también son éxito de ventas (los 4 de la tetralogía My Blood Approves están entre los 100 más vendidos), superando a toda clase de autores de best-sellers. Su libro más vendido (Switched) es actualmente el sexto más vendido de Amazon, superando incluso a Stieg Larsson.

El primer libro de cada una de sus series fantásticas Amanda lo vende a 99 centavos de dólar, para promocionar la serie, y se lleva “sólo” el 35% del precio de venta. El resto los vende a 2,99 dólares (unos 2 euros y medio), llevándose un 70%. Un simple cálculo matemático nos indica que sus ganancias en menos de un año han sido entre 300.000 y 1.800.000 dólares.

Amanda Hocking no ha sido la única en tener éxito sin editorial, y ni siquiera ha sido la primera. La historia de Karen McQuestion es similar a la de Amanda. También sus libros fueron rechazados por las editoriales, tambien ella los auto-publicó, también  ella puso precio bajo a sus libros (uno o dos dólares), y también ella tuvo éxito. Su única promoción fue la que ella misma se hizo en Internet.

La historia de H. P. Mallory es otro clon de las de Amanda Hocking y Karen McQuestion, mientras que otras historias son algo diferentes. Por ejemplo, Aaron Patterson empezó poniendo un precio de 14,99 dólares a su primer libro, y durante medio año no vendió casi nada (12 copias al mes). Bajó el precio a 4,99 dólares y las ventas se multiplicaron por cuatro, lo volvió a bajar a 99 centavos, únicamente para ganar lectores, y en 9 meses ya vendía 1.200 al mes. Cuando volvió a subir el precio a 2,99 (para recibir un 70% en lugar de un 35%), las ventas siguieron subiendo, el pasado diciembre vendió 3.200 ejemplares.

No voy a describir la historia de todos los autores que ya han tenido éxito auto-publicando sus libros, porque son decenas, pero este artículo no estaría completo si no mencionase a J. A. Konrath, el escritor y bloguero que es el principal cronista de esta revolución, publicando sus experiencias y las de otros escritores en su blog.

Empezó publicando sus libros en papel y a través de editorial, al más puro estilo tradicional, y su éxito fue bastante limitado. Ahora  publica sin editorial, en formato electrónico, y su éxito es mucho mayor. Al principio sólo recomendaba auto-publicar a escritores que ya hubieran conseguido un nombre publicando a la manera tradicional, ahora le recomienda auto-publicar en Internet a todos los escritores, incluidos los que están empezando.

Recientemente Konrath hizo un experimento sobre precios con uno de sus libros (The List), que llevaba ya 2 años a la venta en la Kindle Store. El 15 de febrero le bajó el precio de 2,99 dólares a 99 centavos. Antes de la bajada de precio este libro estaba en el puesto 1.078 de los más vendidos de la Kindle Store, ahora está el 35. Antes vendía 43 ejemplares al día, 12 días después ya vendía 533 al día y subiendo.

Para terminar, ¿quién está el primero en la lista de libros más vendidos de la Kindle Store? ¿Es tal vez un escritor que ha firmado con una editorial? No, el primer libro de la lista es Saving Rachel, de John Locke. El cuarto es Wish List, del mismo autor. Ambos cuestan 99 centavos. Parece que Locke, que ni siquiera se molestó en buscar editorial (lo considera una pérdida de tiempo), tiene las ideas muy claras respecto al precio más conveniente para los libros electrónicos: las ediciones Kindle de todos sus libros cuestan 99 centavos. Y le va muy bien, desde el día 1 de enero hasta hoy día 8 de marzo ha vendido 350.000 ejemplares tan sólo en la Kindle Store, lo cual supone algo más de 100.000 dólares ganados en poco más de 2 meses.

Así pues, lo que se nos decía que era imposible ya ha sucedido. Los escritores no necesitan a las editoriales para tener éxito. Los lectores tampoco las necesitan para que actúen de filtro. Los escritores tampoco necesitan a los editores para que les “guíen” acerca de cómo escribir sus libros. ¿Y cuál es el precio más adecuado? Bajo, muy bajo, se gana más dinero vendiendo mucho y muy barato que vendiendo poco y caro. Para autores y lectores es un paraíso, la utopía ya llegó.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , | 3 Comments »