La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

Viviendo una realidad alternativa

Posted by Krigan en 13 junio 2009

Imaginen que viviéramos en una realidad alternativa, en la que Gutenberg no hubiera inventado la imprenta sino la impresora multifunción, una máquina pequeña y barata capaz de copiar libros con un bajo coste por copia.

Los derechos de autor nunca hubieran existido.

¿Por qué iban a existir? Antes de la imprenta, los escribas llevaban milenios copiando libros sin ningún permiso del autor, a veces para uso propio, a menudo para venderles las copias a otros. La función de los escribas fue asumida por los impresores, con sus imprentas caras y voluminosas, capaces de producir copias baratas, pero con el requisito de tener que hacer muchas copias de cada libro para que el coste por unidad sea bajo. De haberse inventado la impresora multifunción en lugar de la imprenta, hubieran sido simples particulares los que hubieran hecho las copias para uso propio, los impresores nunca hubieran llegado a existir.

De hecho, una vez inventada la imprenta, la idea de aprobar los derechos de autor no fue ni  mucho menos ni obvia ni inmediata. Pasaron 2 siglos y medio desde la invención de la imprenta hasta la aprobación de la primera ley de derechos de autor, el Estatuto de Ana de 1710. Si las copias las hubieran hecho los particulares con sus impresoras multifunción, en lugar de los impresores con sus imprentas, todo el mundo hubiera considerado que una ley así era absurda e imposible de hacer cumplir.

Desde luego, es una realidad alternativa. Gutenberg ya hizo bastante inventando la imprenta, en una época en la que no se habían inventado ni la electricidad ni el transistor, ni aún mucho menos los chips ni los CCD. Sin embargo, los hay que pretenden vivir en otra realidad alternativa, en otro mundo igualmente imaginario. En efecto, tan fantasioso es pretender que Gutenberg hubiera inventado la impresora multifunción, como pretender que nunca se ha inventado. La muy verdadera y nada alternativa realidad es que las impresoras multifunción sí que existen, como existen también los lectores de elibros (ebooks), los reproductores de mp3 y los de divx, y por supuesto también los ordenadores personales e Internet.

Los derechos de autor, al menos tal y como están concebidos actualmente, son producto de una limitación tecnológica, pero esa limitación ya desapareció. Si lo que queremos es leer libros, incluso las impresoras multifunción están obsoletas, ahora tenemos elibros. Si lo que queremos es oír música, incluso los reproductores de mp3 están obsoletos, ahora tenemos móviles mp3.

Esta es la realidad, y ni un millón de intereses creados pueden luchar contra ella. Los que se oponen a ello son enemigos del progreso, no merecen otro calificativo. Viven encerrados en el pasado, en una realidad alternativa, hablando de monstruosas pérdidas imaginarias, predicando una moral igualmente imaginaria, la moral que les dicta su propia codicia.

Si no fuesen tan poderosos darían risa y pena a partes iguales. No quieren darse cuenta de que, muerta la gallina, ya no hay huevos por muy de oro que fuesen antes. Son muy poderosos, pero tienen los días contados. La extinción se les acerca, no son nada más que dinosaurios.

Anuncios

2 comentarios to “Viviendo una realidad alternativa”

  1. […] – Viviendo una realidad alternativa « La guerra de los bits Los derechos de autor, al menos tal y como están concebidos actualmente, son producto de una […]

  2. vaya si lograste plantear este tema de una forma tan obvia y cristalina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: