La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

La estupidez triunfa en Francia

Posted by Krigan en 13 mayo 2009

Ayer la Asamblea Nacional francesa aprobó la ley de los 3 avisos, también llamada respuesta gradual. En virtud de esta ley, las empresas de contenidos buscarán en los p2p públicos (emule por ejemplo) las direcciones IP de los que descargan obras sujetas a derechos de autor, notificarán esas IPs a un órgano administrativo llamado Hadopi, y este ordenará al correspondiente ISP que mande un primer aviso al titular de la conexión. Si el titular ya hubiera recibido un primer aviso, se le enviará un segundo aviso por carta certificada, y si ya hubiera recibido el segundo aviso, se le cortará temporalmente la conexión.

Esta nueva ley todavía tiene que ser aprobada por el Senado francés, pero se da como seguro que este lo hará. También será recurrida al Consejo Constitucional francés (equivalente a nuestro Tribunal Constitucional) y no sería la primera vez que esta corte tumbase una ley anti-p2p, ya lo hicieron hace pocos años con la ley DADVSI. Asimismo, si la Unión Europea aprueba la enmienda 138/46 del Paquete Telecom (que el Parlamento Europeo ya ha votado a favor en 2 ocasiones) la nueva ley francesa también sería derogada.

Sin embargo, supongamos por un momento que ni el Consejo Constitucional ni la UE tumban la nueva ley. ¿Servirá eso para detener las descargas en Francia? La respuesta es sencilla: no. Dado que es necesario obtener la IP de los que descargan, la nueva ley es en la práctica totalmente inefectiva contra cualquier sistema de intercambio de ficheros que no exponga públicamente tales IPs. Hay diversos sistemas de intercambio que no muestran esas IPs, incluyendo los servidores de descarga directa como Rapidshare.

Ahora bien, si esta nueva ley no va a acabar con las descargas, ¿servirá al menos para acabar con los p2p públicos como el emule? Nuevamente la respuesta es “no”. La industria de contenidos espera que los internautas dejen de descargar al primer aviso pero ¿por qué tendrían que hacerlo? Cualquier internauta francés puede seguir usando el emule tranquilamente hasta recibir el segundo aviso, y después empezar a usar Rapidshare, y si hace eso nunca será desconectado.

La ministra francesa de Cultura declaró que se enviarán 10.000 primeros avisos al día, otros 3.000 segundos avisos diarios, y que se producirán 1.000 desconexiones también al día. Puede parecer mucho, pero en realidad es una miseria si tenemos en cuenta que en Francia hay 18 millones de internautas descargando. A razón de 3.000 segundos avisos diarios, se tardaría unos 16 años en “avisarlos” a todos.

Además, según esta ley, el contador de avisos se pone a cero si han pasado ya 12 meses desde el último aviso, por lo que cualquier usuario francés del emule, si llega a recibir un segundo aviso, puede estar un año usando Rapidshare, y después volver a usar el emule, y tampoco será nunca desconectado. Cambiar el titular de la conexión tras el segundo aviso también permitiría seguir usando el emule de forma segura.

Se trata en definitiva de una ley que no va a parar las descargas, ni siquiera las descargas de p2p públicos como el emule. Una vez más se demostrará que no se le pueden poner puertas al mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: