La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

Ladrones y perjuicios

Posted by Krigan en 28 febrero 2009

Damas y caballeros, en el asombroso mundo de la propiedad intelectual ocurren cosas que no pasan en el resto de los mercados. Así, por ejemplo, tenemos que cuanto más se les roba más ricos son, y que la peli o canción que más beneficios da, por ser un exitazo, es también la que más perdidas soporta.

¿Cuál es el origen de tales maravillas? La manipulación del lenguaje. Los robos no son robos, las pérdidas no son pérdidas, y los perjuicios tampoco son perjuicios.

En efecto, cuando yo me bajo una peli, no estoy perjudicando a nadie. Para empezar, ni yo mismo sé si hubiera alquilado esa peli de no existir Internet (lo de comprarla a 20 euros vamos a dejarlo para otro día). Si no lo sé yo mismo, ¿cómo esperan saberlo ellos?

Aún así, podrían argumentar que se trata de un perjuicio promedio, que yo antes alquilaba muchas pelis y que ahora ya no lo hago. Y aún así afirmo que no hay ningún perjuicio, de la misma manera que no perjudico a los supermercados si yo antes compraba las pilas en ellos y ahora las compro en las tiendas de chinos porque salen mucho más baratas. ¿Perjudico a alguien si no le doy mi dinero? En tal caso, estoy perjudicando a los mendigos, porque raras veces les doy limosna.

Es mi dinero, y se lo entregaré a quien me plazca, y tan sólo me placerá si alguien me ofrece algo que me interese comprar. Incluso ellos respetan este principio, que soy libre de no comprar, pero ellos dicen que sí les estoy perjudicando si disfruto de la peli sin pagar.

¿Al disfrutar de una peli estoy perjudicando a alguien? Que no me hagan reír. Jamás he pagado un céntimo a los herederos de Homero y Shakespeare, ni a los de Mozart y Beethoven. ¿Por qué si el autor lleva muerto más de 70 años está bien que disfrute de su obra sin pagar ni un céntimo, y si lleva muerto menos tiempo (o sigue vivo) está mal que lo haga? Que alguien me explique eso.

Los derechos de autor se inventaron para darle una vía de ingresos a los autores. Se trata simplemente de eso. Todo lo que vaya más allá, cosas tales como decir que perjudico a alguien si disfruto de una peli sin pagar, no son más que absurdos sin sentido. ¿Qué pasa si la peli es mala y no me gusta? ¿Entonces no le perjudico?

Lo que deberíamos preguntarnos, por tanto, es cuál es la mejor manera de darle una vía de ingresos a los autores en la época actual, teniendo en cuenta la tecnología actual, y teniendo también en cuenta el hecho obvio de que “darle una vía de ingresos” no significa “trabajar una vez en la vida y cobrar para siempre”.

Sin embargo, el debate raras veces se plantea en estos términos. La industria de contenidos no está interesada en darle una vía de ingresos a los autores, está interesada en darle una miseria a los autores al mismo tiempo que siguen cobrando 15 euros por un trozo de plástico de sólo 12 canciones.

Esta es la realidad, damas y caballeros, el sistema actual está pensado para los intermediarios, no para los autores, y todo aquel que no lo respete es un ladrón que causa inmensas pérdidas inexistentes a unos autores que en muchos casos son sólo un montón de huesos en una tumba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: