La guerra de los bits

Derechos de autor en la era digital

El harakiri de las telecos

Posted by Krigan en 6 enero 2009

En el último artículo ya hemos hablado de la ley de los 3 avisos, explicando cómo se va a realizar en Francia.  En España, si el gobierno accede a los deseos de la SGAE (el ministro de Cultura ya lo da como seguro, estamos esperando a ver qué dice el de Industria) también habría una ley similar. La principal diferencia sería que no se le cortaría la conexión al internauta, sino que se le reduciría la velocidad.

Desde luego, si se aprueba aquí una ley así, siempre será mejor (o menos malo) para el internauta que le reduzcan la velocidad pero, ¿salvará esto del desastre a los proveedores de Internet? Después de todo, reciben dinero por prestar un servicio, y si no lo prestan, será inevitable que disminuyan sus ingresos.

Imaginemos un caso típico, un cliente de Telefónica que está pagando 40 euros al mes por una conexión de 6 megas. Recibe el primer aviso, pero el internauta no hace caso, o tal vez sí que le preocupa, pero no puede evitarlo porque no ha usado el p2p (ya dijimos en el artículo anterior que van a abundar los falsos positivos). Así que vuelve a dar positivo y le reducen la velocidad a la mitad, y al mes siguiente da positivo otra vez y le reducen de nuevo a la mitad. Es decir, le dejan con una cuarta parte de la velocidad original, tan sólo mega y media (no nos queda claro qué pasaría según esa hipotética nueva ley si el internauta sigue dando positivo en más ocasiones).

Naturalmente, el cabreo del internauta será mayúsculo. Está pagando por 6 megas y recibe sólo 1,5 Podemos estar bien seguros de que buscará alternativas. También verá que con sólo mega y media tiene de sobra para navegar y el resto de los usos que le da a Internet, así que contratará alguna conexión de un mega de la competencia por 20 euros, o la conexión “Hasta 1 mega” de la propia Telefónica, por 30 euros. En cualquiera de los 2 casos Telefónica sale perdiendo, antes cobraba 40 euros y ahora cobrará 30 como mucho, si es que cobra algo.

Lo peor para Telefónica (o cualquier otra teleco) es que una ley así, una vez aprobada, durará años, y el coste por mega no para de caer. Hace sólo unos pocos años Telefónica cobraba 40 euros por un cuarto de mega (256 kilobits), ahora cobra, como ya hemos dicho, 30 euros por una conexión 4 veces más rápida.

Los proveedores no pueden permitirse el quedar estancados en conexiones de 1 mega, porque si permiten que esto suceda se encontrarán en pocos años vendiendo conexiones de sólo 5 euros. Lo mejor que les puede suceder es que los internautas aprendan pronto a evitar las detecciones, pero para ese viaje ¿para qué necesitamos alforjas?

Y aún así, incluso si esos millones de internautas que apenas saben manejar un navegador se convirtiesen de repente en veteranos expertos en el arte de descargar música y cine sin ser detectados, las telecos se verán perjudicadas, porque el internauta que lo tendrá más difícil para evitar dar positivo será precisamente el que no descarga nada, el que ha dado un falso positivo.

Claro está que lo que la SGAE espera que suceda es que la mayoría de los internautas se asusten al primer aviso y dejen de bajarse canciones. Lo cual suena un poco ridículo, porque en Estados Unidos no les asustó una campaña de demandas masivas en la que más de 30.000 internautas fueron denunciados por las discográficas, las cuales les exigían indemnizaciones de muchos miles de dólares: el resto de los internautas se siguió bajando canciones como si tal cosa.

Ahora bien, se asusten o no se asusten, aprendan o no a evitar ser detectados, haya muchos falsos positivos o haya pocos, volvemos a lo mismo: los proveedores reciben dinero por prestar un servicio. Si no lo prestan, será inevitable que disminuyan sus ingresos, por lo cual lo mejor que les puede pasar a las telecos es que esta ley no se apruebe, no vaya a ser que muchos se asusten y otros muchos no aprendan a evitar ser detectados, y otros muchos den falsos positivos.

Ninguna ley injusta, ninguna magia de abracadabra, puede evitar este hecho económico fundamental: si la teleco da menos, cobrará menos.

Lo cual, por supuesto, no es el problema de la SGAE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: